Skip to main content

El mundo empresarial siempre está a la vanguardia del mercado en cualquier comunidad. Pero, ante la incertidumbre y la inestabilidad de los momentos que vivimos, es normal tener dudas.

Y es que el inicio de la guerra entre Rusia y Ucrania presenta un panorama que no favorece a nadie. E incluso las empresas españolas parece resultar afectadas por la situación, pero ¿hasta qué punto?

La situación europea y española

Dar un mayor impulso a la inflación solamente aumenta los problemas. Ya que este contexto entre naciones genera más presión sobre una Europa que ya sufría desequilibrios económicos.

En consecuencia, como medida preventiva, es necesario revisar la situación de los salarios mínimos para ajustarse a la situación actual. Porque muchos trabajadores y empresas viven momentos de incertidumbre.

Y un aumento en dicho salario aliviaría el estado emocional y social a corto plazo. A pesar de que la sensatez pudiera decirnos lo contrario.

Las empresas españolas

Actualmente, las empresas de nuestro país buscan fórmulas que ofrezcan una mayor estabilidad en las cadenas de suministro. Tanto en el lado de los proveedores como en el de los clientes.

Al menos, recuperar esos momentos previos a la guerra. Sin embargo, Rusia se quedaría ahora fuera de la ecuación.

Y a pesar de tomar todas las medidas que sean necesarias para disminuir el impacto económico y energético en la sociedad, no podemos decir que estemos teniendo éxito.

Está claro que, tanto el conflicto como el bloqueo por parte de la Unión Europea, sí que tienen consecuencias irremediables para las empresas españolas.

Y es que Rusia mueve el 10 % del petróleo mundial, además de proporcionar gas y otras materias primas a los países de la Unión. Así como Ucrania, que facilitaba parte del aceite de girasol y los cereales que consumimos.

En este orden de ideas, el resultado está suponiendo variaciones al alza en el precio de productos consumibles, energía, gas o combustibles. Es decir, una gran volatilidad en los costes de los suministros y transportes.

El aumento constante del coste energético está siendo el resultado más determinante o que más está afectando a algunas empresas. Sobre todo, aquellas que disponen de más maquinaria mecánica, eléctrica y electrónica.

Por ejemplo, en sectores como el textil, la industria azulejera y otros fabricantes. Además, la industria automotriz tenía acuerdos relacionados con la importación de metales rusos que ahora se encuentran paralizados.

¿Cuáles son las empresas españolas más afectadas por la guerra entre Rusia y Ucrania?

Hay más de 15.000 empresas españolas que tienen o tenían relación comercial con Rusia y Ucrania. En 2021, el capital en euros de estos acuerdos ascendía hasta los 3.000 millones de euros. Datos que indican que una parte importante de la facturación está comprometida.

Ahora bien, la provincia más afectada por el golpe económico que la guerra supone es Barcelona. Porque se comercializaba con bienes por más de 640 millones de euros en 2021, especialmente en el sector químico y textil.

En Madrid, las operaciones con Rusia y Ucrania ascienden a los 280 millones de euros. Y el sector de transportes mueve otros 70 millones de euros.

En el caso de Cáceres, una buena parte de las exportaciones van dirigidas a estos dos países en conflicto. Es decir, el 4 % de todas las frutas, hortalizas y legumbres dependen directamente de las relaciones comerciales con Rusia y Ucrania.

También, otras provincias de Castellón, Valladolid, Pontevedra y Álava están bastante afectadas.

Otros datos empresariales relacionados con el conflicto

Además de las empresas de España que tienen relaciones comerciales con Rusia y Ucrania, el conflicto entre estos dos países afecta a la productividad general en todo el Estado.

Y esto se debe al corte de suministros que se ha producido tras el inicio del conflicto. Por lo tanto, la guerra puede empeorar la crisis en el sector del transporte, que ya ha sido golpeado por la falta de conductores.

Y este problema se agrava si le unimos el aumento de operaciones a través del eCommerce y sus consecuentes entregas a domicilio.

Si tienes que reestructurar tu empresa porque la situación actual lo requiere, llámanos o contacta con nosotros. Te ayudamos a conseguirlo.