Skip to main content

Mucha gente que no goza de un contrato indefinido da por hecho que no puede irse de vacaciones o que, simplemente, le finiquitarán al terminar su contrato. Sin embargo, esto no es así. Además, las vacaciones, si no se usan y ni se cobran, prescriben. Os lo explicamos en el artículo de hoy.

¿Tengo derecho a vacaciones?

Que tengas un contrato laboral temporal, de sustitución o incluso de días sueltos, no significa que no tengas derecho a vacaciones. Todo lo contrario, según la ley, todos tenemos derecho a vacaciones, pero tienes que tener en cuenta varias cosas:

Debes disfrutar de tus vacaciones dentro del año natural. En el estatuto de trabajadores no se explica con claridad, por lo que si no has consumido tus vacaciones dentro del año natural, se debe acudir a la jurisprudencia previa donde sí se especifica que debe ser así. Ahora bien, hay varios casos, como embarazo, parto, lactancia o incapacidad temporal, en los que se permite disfrutarlo hasta 18 meses después de que se tuviera derecho a vacaciones.

El derecho a vacaciones también se da cuando termina el contrato de trabajo aunque no se haya llegado a un año trabajado. Por ejemplo, una persona que tiene un contrato temporal de seis meses, en el supuesto que le renueven, tiene derecho a disfrutar de sus vacaciones antes de la fecha de fin de contrato. Y no solo es que tenga derecho, sino que el tiempo límite que tiene para disfrutarlas es ese, por lo que deben establecerse antes de que termine la relación laboral.

¿Qué ocurre con los trabajadores de ETT?

En este caso, al ser un contrato que realiza una empresa de trabajo temporal, las vacaciones suelen ir incluidas en el sueldo, por lo que al finalizar el contrato, el trabajador ya ha percibido, de forma prorrateada mes a mes o día a día, sus vacaciones.

¿Puede mi jefe negarme las vacaciones?

Visto todo esto, la respuesta más rápida sería que no. Sin embargo, hay supuestos en los que el empleador puede negar determinadas fechas. Por ejemplo, cuando hay varias personas en un departamento, si el jefe quiere que siempre haya alguien en el puesto de trabajo, se tienen que turnar y no se pueden ir todos los trabajadores en las mismas fechas.

Por otro lado, si la persona que se quiere ir de vacaciones tiene un proyecto en el que hay una fecha límite de entrega o finalización, tampoco puede irse en estas fechas.

Todos tenemos derecho a disfrutar de vacaciones, bien sea de forma remunerada bien sea en días disfrutados. Sin importar tipo de contrato, ya que por ley, es un derecho que va ligado.

Si tienes dudas sobre cómo gestionar tus vacaciones, no sabes cuántos días te corresponden o si te pueden exigir disfrutarlas de forma remunerada, en contacto con nosotros  y te aclararemos todas las dudas. Somos tu asesoría laboral en Valencia.