Skip to main content

Después de todas las especulaciones del 2021, empezamos el año nuevo y termina enero con unos costes por encima de lo esperado. Sin hablar de otras sorpresas fiscales en diversas facturas e impuestos.

Por ejemplo, más subidas en la energía, en el impuesto de matriculación o los carburantes. Pero además, también la cuota a la Tesorería se ha visto incrementada. Ahora la mínima cuota asciende a 296 €.

Y todo esto sucede mientras organizaciones de empresarios y Seguridad Social siguen negociando las nuevas condiciones. Con la intención de que los autónomos coticen acorde a sus ingresos y no con indiferencia de estos.

Subidas en plena negociación para caldear el ambiente

La negociación que se lleva a cabo no está carente de controversia. De hecho, para varios sectores, el que se aprobara una cotización proporcional supondría una subida considerable.

Autónomos de diversos sectores defienden sus argumentos transmitiendo la creciente preocupación por la aprobación de la medida. Mientras tanto el Ejecutivo asegura que solo supondría un aumento para uno de cada tres autónomos.

Pero lo cierto es que, de momento, todos los autónomos se han visto afectados por la subida de sus pagos. Entonces ¿a qué vienen estos sobrecostes?

¿A qué se debe la subida de la cuota de autónomos?

Las subidas en la cuota de cotización a la Seguridad Social no han dejado de incrementarse en los últimos meses. Por ejemplo, en noviembre de 2021, quienes pagaban la cuota mínima desembolsaban 286,15* €.

Pero en diciembre pagaban 288,97* y, tal y como hemos indicado, 7,03 € más en enero. Esto supone casi 10 € de incremento acumulado.

*Estas cantidades son orientativas porque podría haber diferencias entre profesionales. También hay autónomos que han pagado más de 296 € de cuota mínima.

Estos incrementos se deberían al aumento en las bases mínimas de cotización que se recoge en los PGE o Presupuestos Generales del Estado. Algo que se aplicó directamente y sin que hubiera ningún tipo de negociación.

Por lo tanto, esta decisión no estaría relacionada con la negociación que se está llevando a cabo.

Otra causa también estaría relacionada con la subida en los tipos de cotización. Un incremento recogido en el RD-ley 28/2018 que afectaría a los años 2020 hasta el 2022. Por eso, si suben los tipos, sube la cuota.

Y, finalmente, a las subidas que quedaron pendientes por no ser aplicadas en el 2021.

Lo cierto es que no estar al día puede suponer un varapalo para los balances de los autónomos. Por eso, si tienes cualquier duda o necesitas ayuda, llámanos o contacta con nosotros. Estaremos encantados de ayudarte.