Skip to main content

Disfrutar de un buen ambiente laboral es tan beneficioso para el empresario como para los trabajadores. Ir a trabajar sabiendo que vas a estar en buena compañía, con un buen ambiente y que reconozcan tu labor y contribución a la empresa, es fundamental para una mayor productividad.

Además, las bajas laborales disminuyen considerablemente cuando el entorno es más agradable, ya que se evitan bajas por estrés, depresión, etc. Así que hoy queremos darte algunas claves para que tus empleados puedan disfrutar de un ambiente de trabajo inmejorable.

Respeto

Todos tenemos nuestras opiniones y nuestra forma de pensar. Sin embargo, el respeto hacia los compañeros, independientemente de sus creencias, valores, culturas e incluso religión, es fundamental para que haya un buen ambiente.

No solo son un número

Las empresas pequeñas no tienen este problema, ya que todos se conocen. Sin embargo, en las empresas más grandes, los empleados no fichan con un nombre, lo hacen con un número. Tengas el tipo de empresa que tengas, es importante que hagas sentir a tus empleados que no son solo números, que son una parte imprescindible para que el trabajo salga adelante. Esto les hará sentirse que forman parte del equipo e integrados.

Además, puedes mejorar este punto buscando el feedback con ellos. Preguntarles por su opinión respecto a proyectos, procedimientos, incluso a la hora de llevar a cabo las tareas. Por un lado, a ti te va a beneficiar ya que te van a dar una perspectiva que quizás no contemplabas, y por otro lado, ellos se van a sentir que forman parte de la empresa, que cuentas con su opinión.

Agradece y reconoce el trabajo

Agradecer y reconocer el trabajo de tus empleados va a beneficiar significativamente el ambiente laboral. Es cierto que están ahí para trabajar y ganarse su sueldo a fin de mes. Sin embargo, el simple hecho de decirle a alguien que lo está haciendo bien y que siga así, va a hacer que esa persona se sienta mucho mejor desarrollando su actividad. A todos nos gusta sentirnos valorados, por eso es importante que lo transmitas en tu empresa, no te lo guardes, compártelo.

Empatiza con ellos

Todos podemos tener contratiempos, tener un mal día o incluso llegar tarde por distintos motivos. Si esto ocurre de forma esporádica, no pasa nada. Empatiza con tus empleados, ya que, si te das cuenta, pasan más tiempo en su lugar de trabajo que en sus hogares o con sus familiares o amigos.

No penalices cuando alguien llegue tarde un día (muchas empresas descuentan ese tiempo o incluso hacen al empleado que se quede más tarde a recuperar el tiempo), porque todos podemos tener imprevistos y contratiempos.

Ahora bien, si esta situación se da de forma constante, siéntate a hablar con ese empleado. Lo más importante es que no le acuses, sino que le preguntes qué le ocurre para que esté pasando tantas veces, y a continuación, buscad soluciones para que no vuelva a pasar. Es una buena manera de gestionar estos conflictos y hacerle ver a tu empleado que te importa.

Team Building

Cuando una persona comparte tiempo con sus compañeros de trabajo fuera de ese ambiente, está demostrado que rinde más en su puesto. Ofrecerles tiempo para que os conozcáis más en un ambiente divertido y sin estrés hará que haya más compañerismo y compromiso con la empresa.

En Orienta Asesores sabemos lo importante que es que los trabajadores se sientan como parte de la empresa y lo beneficioso que es para el empresario que esto sea así.  Llámanos o contacta con nosotros y trataremos todos los temas laborales de tu empresa como si fuera la nuestra.