Skip to main content

Los tipos de contrato laboral en España han sufrido diversos cambios en los últimos años. Por eso a veces es fácil perderse entre lo que se puede y no se puede hacer.

Vamos a repasar los tipos de contrato laboral vigentes en este 2021. Y así, si tienes que contratar, puedes hacerlo con total tranquilidad. Siempre que se cumplan una de estas cuatro opciones.

Contrato de trabajo indefinido o estable

Este sin duda es el más conocido porque vino a sustituir al antiguo contrato fijo. Se trata de una opción estable para el trabajador, sin necesidad de especificar su duración en la empresa.

El tiempo indefinido significa que no hay una duración prevista. Por lo que debería suponer el alta del trabajador mientras dure la actividad empresarial.

Y no es obligatorio hacerlo a jornada completa, sino que existen diversas opciones parciales. Incluso los fijos discontinuos.

Contrato temporal

Un contrato temporal sí que tiene una finalidad concreta y por eso también tiene un fin estipulado. Por ejemplo, un puesto de nueva creación, un aumento de la producción o un pedido que hay que afrontar.

Lo que significa que debes justificar este tipo de contratación con una causa comprobable. Y verás que te piden diferentes datos para que así conste.

Estos contratos se revisan con interés, por lo que debes asegurarte de que son correctos y necesarios. Tras encadenar un máximo de dos contratos temporales, tendrás que pasar a uno indefinido.

Respecto a la jornada, pueden hacerse por 40 horas o por menos, según convenga. Y sin que afecte a lo ya comentado.

Contrato de formación o aprendizaje

Este tipo de contrato se reserva a los jóvenes de entre 16 y 30 años sin formación profesional cualificada. Pero ese límite de edad no aplicaría si se trata de una persona con discapacidad.

La finalidad es poder dar opciones de inserción laboral a todos los jóvenes que no hayan tenido acceso a los estudios. De esta forma sería la propia empresa la que actúa como escuela.

Existe también una segunda modalidad que aplicaría a aquellos trabajadores que poseen la titulación. Pero siempre que no tengan experiencia en los estudios cursados.

Respecto a la nómina que deben percibir, esta sería como mínimo un 60 % del salario según convenio, durante el primer año. Y de un 75 % del total para el segundo año. Pero nunca inferior al Salario Mínimo Interprofesional, que ahora está fijado en 950 €.

Es un contrato vinculado al certificado de profesionalidad, por lo que incluye otros requisitos. Como estudiar y trabajar a la vez.

Contrato en prácticas

Los contratos en prácticas pueden tener una duración de entre 6 meses y 2 años. Y se gestionan normalmente a través de las universidades o centros de estudios.

Se emplean para que el alumno adquiera experiencia en su campo y según la titulación que haya cursado. Y suelen tener tutores asignados para su seguimiento.

No obstante, se pueden hacer contrato de práctica dentro de los siguientes 5 años, tras terminar los estudios. Ampliable a dos años más si hablamos de estudiantes con discapacidad.

Antes de contratar, si te queda cualquier duda, consúltanos tu caso. Te ayudaremos a tramitar cualquier contrato desde la tranquilidad de las cosas bien hechas. Para que no tengas que preocuparte por nada. Porque somos tu asesoría laboral en Valencia.

Contacta con nosotros