Skip to main content

Afrontar con éxito un trimestre parece cada vez más difícil. Subidas de la luz, problemas de suministros y todavía arrastrando los costes del inicio de curso. Tal parece que la cosa se complica, pero siempre hay soluciones.

Vamos a ver todas esas claves que te ayudarán a superar este bache.

Es hora de revisar todo lo que te cuesta dinero

Quizás pienses que eso no podría pasarte a ti, pero no sería la primera vez que estamos pagando por cosas que no tienen sentido. Servicios, artículos, material o materias primas que compramos por inercia sin plantearnos otras opciones.

Pues saca las facturas, tanto actuales como anteriores y echa un vistazo pormenorizado. Si no lo ves claro puedes solicitar presupuestos a otras empresas. Pero también renegociar tus condiciones con las actuales.

Por ejemplo, no es lo mismo si hacemos una compra aislada de un producto que si pasamos pedidos mensuales o semanales. Estudia tu consumo y plazos y trata de conseguir mejores condiciones.

Haz lo mismo con las primas de seguros y con el resto de gastos de tu empresa.

Vamos a ver ahora tus ingresos

¿Qué es lo que vendes? ¿Cómo lo vendes? ¿En qué meses has tenido más ventas? Normalmente, vender un producto o servicio lleva tras de sí una serie de tareas y recursos que no siempre se amortizan debidamente.

Y es tan importante conocer todos tus gastos para imputarlos correctamente, como estudiar tus ingresos. Porque conocer tus meses más fuertes te ayudará a mejorar tu estrategia y a reducir costes.

También a veces descubrimos que en nuestra cartera hay productos o servicios que para nosotros tienen un mayor coste. Quizás porque hay que invertir más tiempo en el ellos o porque su fabricación es más compleja.

Bien, descubre cuáles son esos servicios o productos y cuántos vendes al año. ¿Te resulta rentable? ¿Deberías mantenerlos o eliminarlos? Asegúrate siempre de que todas tus decisiones estén fundamentadas.

Revisa tus objetivos y marca los nuevos para el año próximo

Hacer balance no siempre es agradable. Al menos, no cuando sabes que no has conseguido lo que pretendías meses atrás. Pero es muy importante indagar en estos resultados para descubrir qué ha fallado y poner remedio.

Aquí, contar con profesionales es muy interesante, porque pueden aportar puntos de vista y opciones que no habíamos contemplado. Y es que el mercado puede parecer caprichoso, pero si sabes cómo, puedes coger las riendas.

Si necesitas asesoramiento ven a vernos. Estaremos encantados de ayudarte.

¡Llámanos!!