Skip to main content

Para tu consuelo te contamos que hay errores comunes al darte de alta como autónomo. Algunos de ellos pueden llevarte a penalizaciones o sanciones. Y es por eso que debes prestar atención.

Aun así, estos errores comunes al darte de alta como autónomo se siguen repitiendo. Por eso vamos a intentar ayudarte a evitarlos.

El orden de los factores altera el producto

Aquí hay dos ejemplos. El primero; cuando tienes que darte de alta en el régimen de autónomos ¿por dónde empiezas? Pues, para tu asombro y aunque solo haya dos opciones (con el 50 % de probabilidades) ¡lo hacemos mal!

Si quieres ser autónomo, primero debes comunicarlo a la Seguridad Social y tramitar tu alta. Y, una vez completado este paso, toca hacer lo mismo en Hacienda ¡pero ojo, no al revés o Hacienda te sancionará!

Además del ejemplo anterior, hay otro muy común y con orden incorrecto: deducirse bienes antes de la fecha de alta. Esto suele pasar cuando empiezas a comprar material o equipamiento antes de tiempo. ¡No lo hagas!

En tu alta como autónomo figura la fecha de registro y no puedes presentar facturas con una fecha anterior ¡eso es fraude!

Impuesto sobre Actividades Económicas o el epígrafe IAE

Todas las actividades están recogidas en un listado y tienen un código o epígrafe equivalente. Por ejemplo, la fabricación de productos cerámicos tiene el número 247. Y la confección de prendas de vestir hechas a medida es el 454.

Ahora bien, un error en la concreción y Hacienda te penalizará con multas desde 250 €.

Estúdiate las bonificaciones

Existen diversas bonificaciones a la hora de darte de alta como autónomo. La más común es la tarifa plana, que ahora ha pasado de 50 a 60 € al mes (aproximadamente) durante el primer año.

Todas estas opciones no se te aplican por defecto y, aquí viene lo peor, si no las pides al inicio ¡las pierdes! Y no hay vuelta atrás. Así que deberías dedicarles un rato y no dudes en consultar a un gestor.

El pago único del paro

Esta es otra de las opciones a tu alcance, en caso de que te corresponda paro. Y es que puedes pedir el total que te corresponda en un único pago.

Eso sí, este trámite con el SEPE debes iniciarlo antes de darte de alta como autónomo. Y, una vez te confirmen la concesión del dinero, contarás con un margen de 30 días para tramitar tu alta.

Este modelo va con esta casilla

Esto pronto entrará en tu jerga diaria y es que hay que tener cuidado y todos los trimestres ¡papeleo! Por eso, debes asegurarte de si te corresponde o no marcar la casilla 600.

Esta casilla suele ser necesaria para la mayoría, pero quizás no sea tu caso. Además, significa que deberías fraccionar tus pagos de IRPF, con lo que cada trimestre te compromete a presentar el modelo 130.

Tu base de cotización

Este es otro de los detalles principales, aunque no definitivo. Por eso, a lo largo de tu vida laboral podrás cambiar tu base de cotización si fuera necesario ¡pero solo hasta los 47 años! Ya que afectaría a tu jubilación.

Así que ¿ya sabes si estarás en la base mínima o máxima? Lo normal es empezar cotizando poco o en la base mínima. Y así, si tus ingresos suben, puedes replantear tus márgenes y términos con Hacienda.

Y ya solo nos queda decir que, ante cualquier duda, podemos asesorarte para que todo vaya bien. Y así evitar los errores comunes al darte de alta como autónomo. ¿Quieres ser tu propio jefe?

Contacta con nosotros. Y recuerda que somos punto PAE para autónomos y emprendedores.