Skip to main content

Los inicios de año son complicados. Porque tenemos que preparar el primer trimestre, pero también se acerca la declaración anual de la Renta. Así que, quieras o no, ha llegado la hora de hacer número ¿empezamos?

Las comparaciones no son odiosas

Es interesante buscar la información de años pasados. Al menos de uno. Así podrás saber si has empezado el año mejor, peor o con cifras similares a los anteriores.

A veces el mercado nos manda señales que debemos saber interpretar. Por eso es importante no perder de vista la situación real en la que estamos. ¿Cuáles han sido tus ingresos brutos? ¿Y tus gastos?

En este nuevo año hay novedades fiscales que podrían afectarte. Así como nuevas normativas que afectan a las materias primas. Por ejemplo, las penalizaciones a los plásticos de un solo uso ¿te afecta?

Es hora de revisar tu cartera de proveedores y localizar nuevas alternativas sostenibles y más económicas. Además de tu plan promocional de tus servicios o productos. ¿Qué vías empleas? ¿Cuál te reporta más clientes?

Planifica tus finanzas y valora tus obligaciones

Tu asesor de confianza podrás darte consejos y valorar con antelación tus próximas obligaciones con el fisco. Así podrás anticiparte y preparar tu declaración.

Recuerda mantener el IVA que recibes apartado de tu capital disponible. De esta forma no será tan difícil afrontar el nuevo trimestre. Ser prudente en estos días inciertos es muy importante ¡por lo que pueda pasar!

Sin duda ya sabrás lo caprichoso que es el mercado. Además de la cantidad de decisiones políticas que, de una semana para otra, pueden cambiar tu estilo de negocio.

Quizás es hora de echar un vistazo a las subvenciones disponibles, si lo que quieres es hacer una inversión importante.

No te pongas en el peor de los casos pero controla tus expectativas

Si quieres preparar una estimación de tus próximos ingresos, piensa ¿qué harías si fueran menores a lo que esperas? Prepara supuestos a la baja y estudia lo que harías si se cumplen tus previsiones.

De esta forma podrás tener un plan de contingencia por si algo se tuerce. Y estudia también las necesidades que ahora no estás cubriendo ¿crees que deberías invertir en formación? ¿Quizás modificar algún servicio o producto?

Preparar tu trimestre y el resto del año te ayudará a afrontar este ejercicio con mejores armas. Y si tienes cualquier duda, llámanos o contacta con nosotros para estudiar tu caso concreto. Somos Asesores