Skip to main content

La Seguridad Social es la institución encargada de emitir los pagos de las pensiones de jubilación en España, ya sea en el modo contributivo o no contributivo.

Por norma general, todas las personas que coticen un mínimo de 15 años son candidatos a percibir la pensión de jubilación del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS).

No obstante, existen dos colectivos que pueden adelantar la fecha de jubilación hasta los 55 años y recibir el 100 % del beneficio correspondiente. Aunque tienen que cumplir con unas condiciones, Vamos a verlas.

Edad mínima para optar por la jubilación en España

La edad mínima de jubilación está establecida en los 65 años, siempre y cuando los contribuyentes hayan cotizado ante la administración pública, al menos 37 años y dos meses.

Pero, la normativa indica que existe otra edad legal, los 66 años y dos meses, en los casos de aquellas personas que no han logrado cumplir el tiempo mínimo establecido.

Sin embargo, es posible retirarse antes de tiempo, ya sea por jubilación anticipada, forzosa o voluntaria. En cualquier caso, es posible hacerlo a los 63 años, de manera ordinaria o a los 64 años y dos meses legalmente.

En el momento en el que el retiro del mundo laboral es obligatorio, es posible jubilarse de manera anticipada a los 62 años y dos meses. Aunque, hay dos grupos que pueden hacerlo a los 55 años cobrando la cuantía íntegra del beneficio.

¿Quiénes son las personas que pueden optar a la jubilación anticipada en tu empresa?

Tienes que saber que el INSS permite que los profesionales taurinos tengan el derecho a retirarse del medio laboral mediante la jubilación anticipada a la edad de 55 años.

Dicho colectivo forma parte del grupo de cotización del Régimen General de la Seguridad Social. Sin embargo, esto no aplica a todos los trabajadores que pertenecen a esta institución.

A pesar de ello, existe otro grupo que no forma un colectivo profesional, sino que es una comunidad específica de pensionistas. Consiste en aquellas personas que optan por el beneficio debido a una incapacidad permanente con alto grado de minusvalía, que otorga el Equipo de Valoración de Incapacidad (EVI).

Ahora bien, las personas que optan a este beneficio perciben un importe limitado por la Seguridad Social. Este valor depende de la cotización en el momento de la jubilación y las cantidades mínimas a pagar son:

  • Sin cónyuge: 1.082,60 euros por mes.
  • Con cónyuge a cargo: 1.335,80 euros mensuales.
  • Con cónyuge no a cargo: 1.027,50 euros al mes.

Pero si tienes algún caso que necesites consultar, te ayudaremos a trazar un plan de jubilación para tus trabajadores. Llámanos o contacta con nosotros y valoraremos éstas y otras opciones que más interesen a tu empresa