Skip to main content

En el post anterior os contábamos cómo hacer una factura (electrónica) a través del programa del gobierno factura-e. Ahora bien, en menos de dos años va a ser un requisito indispensable para todos aquellos autónomos y pymes cuya facturación sea inferior a 8 millones de euros, y aquellos que superen dicho importe, es en este año (2023) cuando tienen que implementarla.

La Ley Crea y Crece fue aprobada el año pasado para establecer este nuevo tipo de facturación. Según el Ministerio de Hacienda, esta factura es como las tradicionales, pero con el único cambio de que se emite y recibe en formato digital.

Soy autónomo y tengo una facturación menor de 8 millones de euros

En este caso, es importante que vayas familiarizándote con este tipo de facturación, aunque no estarás obligado/a a hacer todas tus facturas en este formato hasta 2025. Hay distintos portales web en los que ofrecen el servicio de la facturación electrónica por una membresía mensual muy accesible. Sin embargo se supone que el estado deberá de facilitar un sistema, algo más simple, que el que está ofreciendo ahora, de forma gratuita.

El objetivo de esta ley es ahorrar entre un 40 y un 80 % los costes de las empresas con este tipo de facturación. Sin embargo, es cierto que ya son muchos autónomos que presentan sus facturas en formato digital sin necesidad de imprimirlas, ni tener que contratar ningún proveedor para tal efecto.

Ventajas de la factura electrónica

Así pues, las ventajas de las facturas electrónicas son muchas:

  • Hay un gran ahorro en papel contribuyendo así al cuidado del medio ambiente.
  • Menores costes,
  • Se cobra más rápido.
  • Facilita el trabajo de los departamentos de administración al ser más fácil de archivar y recopilar.

Sin embargo, este sistema de facturación, a priori también presenta contras. Por un lado, por fallos en el sistema o software, puede que se rechace de forma automática. No hay que olvidar tampoco que este cambio va a suponer una inversión económica. La norma todavía no está clara, por lo que puede desencadenar falta de comunicación con respecto a la recepción de las facturas y acuse de recibo.

Tendremos que esperar un poco e ir viendo cómo se va desarrollando y evolucionando este sistema de facturación. Aunque lo que sí que es cierto es que en 2025 este tipo de facturación será obligatorio para todos y desde el Ministerio recomiendan que aquellos que facturen menos de 8 millones de euros, empiecen a familiarizarse con las facturas electrónicas para que el proceso les sea más fácil.

¿Necesitas que aclaremos más dudas con respecto a la facturación electrónica? Ponte en contacto con nosotros. Estaremos encantados de ayudarte en todo aquello que necesites.

Orienta Asesores es tu Asesoría fiscal y laboral en Valencia.