Skip to main content

Es habitual en las pymes de nuestro país, que las dificultades para encontrar talento, para conseguir financiación o respecto al propio desarrollo tecnológico, terminen por estancarlas.

Y el resultado es que parece imposible hacer crecer su facturación. Sin embargo, es el crecimiento continuado el que debería marcar una pauta lógica con el paso del tiempo.

Pero ahí es cuando aparecen esas barreras relativas a su propia infraestructura o maquinaria, además de la logística. Detalles que el acceso a la financiación, ayudas o subvenciones podrían mitigar.

Los orígenes del estancamiento de las pymes

En primera instancia, vemos que hay un patrón de estancamiento en las pymes que son de origen familiar. Normalmente, debido a la falta de profesionalización de los puestos directivos, de mandos y mandos intermedios.

Por otro lado, por la falta de definición en la estructura empresarial, así como las delimitaciones de los puestos. Y, finalmente, por tener una estructura financiera poco sólida o diversificada.

Todo esto debería responder a unos planes previos de crecimiento y estrategia del negocio. Planes que hay que afrontar con un mínimo de flexibilidad en la organización para conseguir el éxito.

¿Cómo pueden las pymes acceder y mantener el talento?

Es cierto que las multinacionales gozan de mejor reputación y pueden ofrecer mejores salarios y más opciones de promoción. Por eso, en comparación, parece que las pymes se quedan un poco atrás.

Lo que indica que es importante poner el foco en otros valores. En este caso, en establecer relaciones más humanas y emocionales con y entre empleados.

Podemos hacer que la experiencia laboral sea más cercana y apostar por el teletrabajo, la flexibilidad horaria y la conciliación. Tres valores muy apreciados entre los jóvenes talentos que encontramos actualmente en el mercado laboral.

Esto ofrece un ambiente laboral más personalizado, cómodo y atractivo.

El acceso a la tecnología

Disponer de información organizada es vital para las empresas, así como automatizar procesos básicos para ganar competitividad. Y por eso es importante apostar por la tecnología.

Por ejemplo, la facturación, la monitorización de los proyectos, las programaciones de producción, son procesos que pueden automatizarse para obtener importantes resultados. Además de obtener datos significativos para tomar decisiones.

Y es que no hay nada que en las empresas pueda hacerse al azar, pero para no errar, hay que tomar decisiones fundamentadas y objetivas.

Mejorar la financiación

Conseguir liquidez y programar las entradas y salidas de capital para cumplir con nuestras obligaciones, es básico. Pero, las condiciones que podamos encontrar para financiarnos, van a depender de muchos factores.

A nuestro favor, existen diversos tipos de productos que podemos emplear, como las líneas de pagarés, los préstamos ICO, las PPA y otras opciones de financiación con diversas condiciones.

Es interesante poder estudiarlas para adecuar a nuestro caso la más favorable. Así como colaborar con otras empresas que puedan facilitarnos datos importantes respecto a la liquidez de terceros o a las opciones de cobro de las facturas que entrañan un mayor riesgo.

Todas estas opciones y muchas más pueden ayudar a tu pyme a crecer y a extenderse por el mercado europeo. Y si quieres que estudiemos tu caso y tus posibilidades, llámanos o contacta con nosotros. Pondremos nuestra experiencia a tu servicio.